Fundación Montecarmelo Fundación Montecarmelo

Noticias

Editorial mes de agosto de 2017- Padre Miguel Contardo E.

 

Editorial  de  Agosto

 

El Dogma de la Asunción nos enseña que la  Virgen Santísima, al terminar su vida, fue subida en cuerpo y alma a los cielos. Estas palabras son las mismas que el Papa Pío Xll definió esta verdad en el año 1950.

La Iglesia nos enseña, aunque no sea artículo de Fe, que la Santísima Virgen murió, resucitó y fue inmediatamente subida a los cielos, donde fue coronada como Reina de toda la creación, y como tal sentada, en el trono más cercano de su Hijo.

María murió como todos los hombres, pero no por enfermedad como éstos sino por la fuerza del amor divino.

¿Y por qué así? Porque no tuvo nunca pecado, en Ella la muerte no fue un castigo como en todos los demás.

Murió por asemejarse a su Hijo, y que siendo Corredentora era muy natural y conveniente que con su muerte, se asociara a la muerte redentora de Cristo.

Quiso Dios, como su Hijo, también muriera , pero no para corromperse sino para levantarse, en una gloriosa resurrección.

Muchos Santos Padres afirman que de una manera milagrosa todos los Apóstoles que estaban predicando el Evangelio por todo el mundo, se juntaron en la muerte de la Santísima Virgen.

Se dice Asunción a la subida de la Virgen a los cielos para distinguirla de la Ascención de su Hijo, que subió por su propia virtud.

¿Y quién la subió? A nuestro modo de entender los Ángeles todos del cielo se disputaron el honor de subir a su Reina y Señora.

¿Qué quiere decir que fue coronada en el cielo? Que recibió como premio a sus virtudes y méritos, una gloria inferior a la de su Hijo, pero mucho más grande que todos los ángeles y santos.

¿Tiene alguna relación el Dogma de la Inmaculada con el de la Asunción? Tiene mucha relación el Dogma de la Inmaculada con el de la Asunción ,porque María si fue Inmaculada triunfando de la serpiente en su Concepción, tuvo que ser subida a los cielos para completar ese triunfo en su muerte.

¿Y antes de ser Dogma, el pueblo cristiano creía esta verdad? El pueblo cristiano siempre la tuvo por cierta hasta el punto de saber que no podía negarla, sin cometer pecado grave de presunción y temeridad.

España y América Latina se han distinguido especialmente, dedicando a la Asunción de María la mayor parte de sus catedrales. muchas iglesias y santuarios y llamando a esta fiesta el día por excelencia de nuestra Señora.

Nuestra Catedral en Santiago tiene la estatua de la Asunción en medio de las dos torres. Y en Peñablanca el día 15 de Agosto de 1984 se juntaron más de 150 mil peregrinos para festejar a la Virgen. Ese día cayeron del cielo bendiciones luminosas especialmente para los danzantes de María que con gran alegría y sacrificios subieron al Monte Carmelo después de recorrer varios kilómetros de camino.

El 15 de Agosto es día de precepto y feriado nacional.

El Señor bendice a las naciones que son devotas de su Madre y la festejan con alegría y júbilo.

 

  1. Miguel Contardo E.

 

Publicado el 30/07/2014