Fundación Montecarmelo Fundación Montecarmelo

Noticias

Editorial mes de enero de 2019

 

 

Editorial

 

“Abrid los corazones a la esperanza”. “Hijos predilectos, comenzad este nuevo año en la solemnidad litúrgica de mi divina Maternidad”. “Soy verdadera Madre de Dios”, nos dice la Virgen en el Movimiento Sacerdotal Mariano.

Desde la eternidad el Padre Celestial la ha escogido para esta inefable misión.

“No te agradaron ni sacrificios ni holocaustos ¡Oh Dios¡, por eso me has preparado un cuerpo”. Para formar un cuerpo al Hijo, el Padre, en su eterno designio de Sabiduría, ha preparado un cuerpo a la Madre: así desde la eternidad ha salido de su divino Pensamiento.

“El Verbo la ha contemplado desde siempre en el momento en el que por su consentimiento materno, habría de descender a su seno virginal, haciéndose también hombre”. “Y así mi Dios se habría hecho mi Hijo”.

Y el Espíritu Santo ha contemplado el divino prodigio de su Amor, que habría vuelto milagrosamente fecundo su seno virginal, haciéndose Madre sin ninguna intervención humana.

Así el Espíritu Santo se habría hecho su Esposo divino.

Contemplemos hoy a la luz de su divina Maternidad y abramos nuestros corazones a la esperanza.

Su divina Maternidad se ejercita hoy en el preparar el camino a su glorioso retorno.

Como ha sido la Madre pobre y humilde de su primera venida, así será la Madre gloriosa y potente de Su segunda venida entre nosotros.

Suya es la misión de abrirnos la puerta de la nueva era que nos espera. Suya es la misión de conducirnos hacia los nuevos cielos y la nueva tierra.

Sobre todo es la misión confiada a la Madre de Dios la de vencer a Satanás y a toda fuerza del mal, para que Dios pueda obtener en el mundo su mayor triunfo.

Abrid vuestros corazones a la esperanza, porque ha llegado el momento en que nuestra Madre Celestial se manifestará en toda su potencia.

Maria es la aurora que precede al gran día del Señor.

“Soy la voz que se hace fuerte en estos tiempos, para difundir en todas partes de la tierra mi anuncio profético: preparaos todos a recibir a mi divino Hijo Jesús, que ya está retornando entre vosotros sobre las nubes del cielo, en el esplendor de su gloria divina”.

  1. Fundación Monte Carmelo.

 

 

 

Publicado el 10/10/2017