Fundación Montecarmelo Fundación Montecarmelo

Coronilla a la Divina Misericordia

Captura de pantalla 2012-12-12 a la(s) 18.31.53

Rezar con un Rosario en la mano.

1. Iniciar rezando un Padre Nuestro, un Ave María y el Credo de los Apóstoles:

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso, desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

2. En lugar del Padre Nuestro, se dice: “Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu cuerpo Amadísimo Hijo Nuestro Señor Jesucristo como propiación de nuestros pecados y los del mundo entero.

3. En lugar de las 10 Ave Marías, se dice 10 veces: “Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.”

4. Al final, después de las cinco decenas, rezar tres veces: “Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.”

5. Terminar diciendo: “Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de Misericordia para nosotros, en Ti confío.”

Ver sitio para móvil