Fundación Montecarmelo Fundación Montecarmelo

Testimonio de Fieles

Testimonio De Sacerdote De Venezuela

Otro sacerdote que estuvo en Peñablanca, fue el Padre Juan María Oviedo, capellán de un convento de religiosas de Venezuela. El estuvo dos veces en el Santo lugar. Primero en 1984 y luego el 8 de Diciembre de 1986. Él cuenta que fue un verdadero milagro que pudiera venir, pues no contaba con los medios. Pero una generosa señora le pagó los pasajes para llegar hasta Chile. En sus declaraciones dice que siempre le extrañó que prohibieran subir al Cerro, pues por derecho canónico no se le puede prohibir a nadie ir a rezar donde quiera. Al estar presente en las Apariciones, no le cupo la menor duda que venía del Cielo, pero lo que más lo impresionó fue las conversiones que se producían en muchas personas, que quizás sólo subían por curiosidad y que terminaban en conmovedoras conversiones por medio del sacramento de la confesión. “Esto viene directamente de Dios, por intermedio de la Virgen María” declaró.

ENTREVISTA RELIZADA, EN TIEMPO DE LAS APARICIONES, POR EL ABOGADO CHILENO DON MARIO ROMERO GODOY A ESTE SACERDOTE VENEZOLANO PADRE JUAN MARIA GONZALEZ OVIEDO, EN RELACIÓN A SECUENCIA DE  FOTOS MILAGROSAS  DE LA DAMA BLANCA DE LA PAZ.

P. Padre ¿De qué parte es usted?

R. Yo nací cerca de Caracas, la ciudad de Caracas del Distrito Federal, y el nombre del pueblo, que era pueblo cuando yo nací, se llama Los Teques, Capital del Estado Miranda.

P. Padre ¿Cual es el motivo de su visita a  Chile?

R. El motivo de visitar a Chile, que son en dos ocasiones, ha sido el mismo, La aparición de La Santísima Virgen María en Peñablanca.

P.  Padre, esta foto corresponde a la Dama Blanca de la Paz, es la foto que saco Miguel Angel a una imagen de la Virgen de Lourdes, que fue la misma que lloro sangre. Usted nos podría hablar un poco de esta foto porque usted la conocía de su anterior venida a Chile y ha hecho algunos análisis tengo entendido al respecto.

R. Los análisis no son prácticamente, míos, porque aunque yo vea una gran perfección y admiro extraordinariamente el hecho real de el tirar una foto a una  imagen y que salga otra totalmente distinta en el film de la cámara, que como vamos a ver es algo fuera de lo común y tenemos que ponerlo en lo que llamamos, milagroso, tengo una  especial curiosidad porque sabiendo lo que nosotros sabemos con respecto a esta imagen, aquí en Chile entre personas, colegas míos, sacerdotes, personas eclesiásticas y fieles, ni tenían idea de lo que yo les he explicado con respecto a esto que tenemos delante, a esta foto que no podemos explicar, eso que nos asombra y nos hace pensar en algo milagroso, pues bien, la explicación no la doy yo, simplemente soy trasmisor de la persona que en Venezuela le entregamos nosotros esta foto para que nos la multiplicara, entonces el que al principio se muestra como una persona que no tiene creencias, que no tiene fe, pues se lleva la fotografía, esta que han visto ustedes, y se pone a analizarla porque nota que lo que existe en esa foto que le presentamos, es algo que él no encuentra explicación y comienza él a hacer estudios y más estudios de modo que, entre paréntesis, no es ningún militante, ni un fotógrafo sin experiencia, sino que es  además un estudioso de arte y además de estudioso, un graduado en artes plásticas, estudios que realizó en Universidades Francesas y Españolas. Pues comienza a ver cosas que él prácticamente según su manera de pensar, no puede admitir y se le salen frases como la siguiente por ejemplo: esto que yo tengo delante de mi no es un ser humano, las perfecciones que tiene desde la cabeza a los pies son prácticamente indecibles, si nos ponemos a ver en principio la cara, el constata que todo artista sea pintor o sea escultor suele maquillar a sus imágenes, a sus pinturas y encuentra que aquí no hay maquillaje, por tanto él tiene aquí a alguien que repite, que no se encuentra algo semejante en la tierra. Costáta que el pelo que vemos ahí es de verdad pelo, eso no es pintura de pelo, ni es hecho en una imagen esculpida, es pelo vivo dice él. El rostro comparado con todo el cuerpo tienen lo que llaman en la estética los estudiosos de arte y los artistas, la perfección, esta que les voy a decir: el tamaño de la cabeza es  ocho veces exactamente el tamaño del cuerpo, figura de perfección real. La postura de la imagen con los brazos en esa posición asegura él lo mismo, es perfección de postura. Se da cuenta que la Santísima Virgen tiene apoyado el pie derecho y el izquierdo no, y como no esta apoyado el izquierdo sino levemente como haciendo una especie de curva, el hombro izquierdo esta un poco más bajo que el derecho, que es el pie donde se apoya. El dice que no ha encontrado jamás una pintura ni una escultura donde se le escape el más mínimo detalle a ningún escultor o pintor, pues bien esto lo tiene la fotografía. Y lo ultimo que viene él a afirmar, porque le asombra totalmente, el halito, una especie de ambiente, una especie de espacio que tampoco es terreno, que tampoco se encuentra aquí en la creación, pero que existe viendo la fotografía, fíjense ustedes que tiene una especie de sombra debajo de las manos, tanto en la mano derecha como parte de la mano izquierda, pues eso es lo que encuentra él: esto esta fuera prácticamente del papel, pero no es un fuera como los espacios terrenos, sino que no pertenece a este mundo ese espacio maravilloso que encuentra ahí. Además fíjense últimamente, que el pie derecho esta apoyado en algo que no puede resistir prácticamente a ese cuerpo, como sería una bandera de tela, nosotros nos apoyamos en una bandera de tela y no nos puede resistir, sin embargo aquí se ve como si perfectamente resistiera a todo eso que esta encima de la bandera, tanto es así que tiene apoyado firmemente el pie derecho sobre ella y el izquierdo levemente levantado, esto para mi personalmente es un milagro bastante semejante al milagro de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe y yo diría que se le has sacado una foto a la Santísima Virgen toda vez que el vidente Miguel Angel Poblete afirma que esa es la imagen que él ve cuando esta en ese estado extático. Hermanos, yo creo que nosotros ante algo tan extraordinariamente maravilloso, como esto que tenemos enfrente deberíamos admitir con amor y fe de la realidad de la preocupación de la Santísima Virgen en venir a nosotros en comunicarse con nosotros en tratarnos a nosotros como a verdaderos hijos, puesto que nos dice si nosotros seguimos sus consejos, obtendremos nuestra propia salvación eterna.

Página: 1 2 3 4 5 6 7 8